En crecimiento Marina Mercante de México: Ruíz de Teresa



13 de Diciembre de 2013.


El coordinador general de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teresa, aseguró que la marina mercante mexicana está en crecimiento y se fortalecerá con la modernización, ampliación y construcción de su infraestructura en todo el país.

En crecimiento Marina Mercante de México: Ruíz de Teresa

Al inaugurar la Reunión de Puertos y Marina Mercante y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, acompañado por el presidente de la CMIC, Luis Fernando Zárate Rocha, advirtió: “si no tenemos una buena marina mercante no tenemos buenos puertos, si no tenemos buenos puertos no habrá construcción”, dado que este sector está al servicio de la nación y, en forma específica, de áreas estratégicas como las industrias petrolera, minera, siderúrgica y del cemento.

Las Administradoras Portuarias Integrales (APIs), dijo, necesitan verse apoyadas de manera fundamental en una marina mercante nacional efectiva que promueva el progreso comercial del país, pues este rubro cuenta con dos mil 500 embarcaciones mayores a 100 toneladas de arqueo bruto.

En crecimiento Marina Mercante de México: Ruíz de Teresa

Por tal motivo, el próximo año entre las primeras medidas que se llevarán a cabo resalta la construcción, ampliación y modernización de 51 capitanías de puerto de las 103 existentes, desde sus oficinas hasta sus casas habitación.

Otro aspecto fundamental en esta materia, apuntó Ruiz de Teresa, es el crecimiento de la educación náutica. En la actualidad hay mil 131 alumnos en los tres planteles del ramo, 33 por ciento más que en 2012 y se espera comenzar el ciclo escolar 2014-2018 con mil 550 en total.

Luego, habló específicamente del sector portuario. Expuso que los puertos mexicanos lograrán reforzar su posición en la medida en que abandonen viejos esquemas de competencia entre ellos mismos, para tener un frente común de cara a sus verdaderos competidores, los extranjeros.

Sostuvo que “solo podremos mejorar nuestra posición si sumamos la fortaleza de un puerto con la de otro, si reforzamos las limitaciones de un puerto con las posibilidades de otro, sí, logramos construir puertos que en vez de competir se complementen”.

Se trata, dijo ante el subsecretario de Transporte, Carlos Almada López, de duplicar la capacidad actual de los puertos mexicanos para pasar de las 280 millones de toneladas en 2012 a los 500 millones en 2018. No se quieren puertos que se conviertan en cuellos de botella, sino que sirvan de palanca de desarrollo regional y nacional.

Los directores generales de las APIs, indicó, serán los responsables de que las licitaciones y los proyectos se cumplan. Mientras que a la CMIC le pidió permanente comunicación en las obras donde estén involucrados.

Planteó un compromiso con el futuro de los puertos mexicanos, porque el país ocupa una posición privilegiada, como puente entre el norte y Sudamérica, Asia y Europa. Se busca, señaló, aprovechar la situación geográfica de la nación para convertirla en un verdadero y moderno centro logístico global, en un cruce de mercancías entre regiones y referente del comercio mundial.

Se trabaja, precisó, para convertir al país en un México milenario y –en este esfuerzo- el primer año de gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto ha sido clave porque marcó cinco metas fundamentales, una de las cuales le corresponde a los puertos y cuyo objetivo es construir una nación con prosperidad.

Por ello, subrayó, en 2014 el desarrollo de infraestructura en las Administraciones Portuarias Integrales deberá partir, sin excepción alguna, de un enfoque intermodal y complementario.

Explicó que para cumplir esta meta se utilizará la cartera de proyectos portuarios más amplia en la historia de México que requiere de instituciones con la capacidad, experiencia y calidad necesarias para hacer realidad la visión de los mexicanos en el sector marítimo.

Ruiz de Teresa puntualizó que la internacionalización de la producción exige puertos eficientes que sean plataformas logísticas. Muestra de ello es que la carga comercial creció 7.6 por ciento, en tanto el Producto Interno Bruto (PIB) lo hizo el 1.3.

En 2014, informó, se invertirán más de seis mil 500 millones de pesos de recursos fiscales y propios que, sumados al financiamiento privado, permitirá más que duplicar el monto. Se dará continuidad a las obras e iniciarán nuevas.

De forma detallada, se refirió a las nuevas obras de cinco compromisos de gobierno: la construcción de la Terminal de Cruceros en Puerto Vallarta, en el litoral del Pacífico, la cual iniciará en 2014; mantenimiento de la antigua terminal de transbordadores en Guaymas; en el Golfo de México, iniciarán los trabajos del viaducto alterno y dragado de Progreso; se construirá un nuevo y estratégico puerto en Matamoros, entre otras. También se refirió a la modernización normativa del sector.

Por su parte, Luis Fernando Zárate Rocha reconoció la labor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, al apuntar que ha sido un excelente año para el país y para el sector. Pronosticó que para 2014 crecerá el 3.5 del PIB en la construcción.

Una vez que el presidente de la delegación Veracruz de la CMIC, Félix Grajales Montiel, dio la bienvenida, la presidenta municipal de este puerto, Carolina Gudiño Corro, destacó que la SCT realiza un papel fundamental no sólo en esa zona, sino en todo el país.

Durante su participación y en representación del gobernador Javier Duarte de Ochoa, el secretario de Infraestructura y Obras Públicas del estado, Gerardo Buganza Salmerón, dijo que la ampliación del puerto es una obra de gran calado, la cual generará 140 mil empleos, de los cuales 40 mil son directos y 100 mil indirectos. Agregó que ante estos resultados es necesario mantener la alianza y entendimiento entre las instituciones involucradas.

Asistieron al acto inaugural el capitán del Puerto, Enrique Casarrubias García; el director general de la API Veracruz; Juan Ignacio Fernández Carbajal; el subsecretario de Desarrollo Económico y Portuario de la entidad, Erick Juan Antonio Porres Blesa; el delegado federal de la Secretaría de Economía, José Antonio Mansur Beltrán, y el presidente de la Canacar, Roberto Díaz Ruiz.